Un antiguo convento convertido en un moderno hotel de cuatro estrellas

Ubicado en el más bello rincón del centro histórico y monumental de la ciudad. Junto al Portal de Francia, entrada natural de los peregrinos del Camino de Santiago, rodeado de las murallas de Pamplona y a pocos metros de la Catedral, el Archivo General, el Ayuntamiento, el Museo…, hacen de este establecimiento el lugar ideal para conocer y palpar el pulso de la ciudad, de sus gentes, de su historia, de su tradición, de su gastronomía.

Atravesando sus callejuelas medievales se accede fácilmente a la emblemática Plaza del Castillo, a la graciosa Ciudadela fortificada, a la zona comercial y financiera, al Palacio de congresos y Exposiciones Baluarte o al Parque de la Taconera.

Galería fotográfica